LA ALIMENTACIÓN DE LA FUTURA MAMÁ

LA ALIMENTACIÓN DE LA FUTURA MAMÁ

Comer bien puede ayudarla a tener un embarazo saludable y un bebé sano. Mantenerse físicamente activa la puede ayudar a que se sienta más cómoda los 9 meses del embarazo y a que tenga un parto más fácil. Use las sugerencias de nuestro articulo para llevar mejor su embarazo.

¿Cuántas calorías debo consumir?

El comer una variedad de alimentos que le proporcionen suficientes calorías, ayuda a que tanto usted como su bebé aumenten la cantidad apropiada de peso. Durante los primeros 3 meses del embarazo, no necesita cambiar el número de calorías que consume.

Las mujeres con un peso normal necesitan consumir unas 300 calorías adicionales diarias durante los últimos 6 meses del embarazo. Esto da un total de alrededor de 1.900 a 2.500 calorías diarias. Si usted pesaba menos o más de lo que debía o era obesa antes de salir encinta, o si está embarazada con más de un bebé, es posible que necesite una cantidad diferente de calorías. Consúltele a su profesional de la salud cuánto peso debe aumentar y cuántas calorías necesita.

Las mujeres con un peso normal necesitan comer unas 300 calorías adicionales cada día durante los últimos 6 meses del embarazo. Esto da un total de alrededor de 1.900 a 2.500 calorías diarias. Si usted pesaba menos o más de lo que debía o era obesa, antes de salir encinta, o si está embarazada con más de un bebé, es posible que necesite una cantidad diferente de calorías. Consúltele a su proveedor de la salud cuánto peso debe aumentar y cuántas calorías necesita.

¿Por qué es importante un aumento saludable de peso?
Un aumento saludable de peso le puede ayudar a que su embarazo y parto sean más cómodos. También puede ayudarle a tener menos complicaciones durante el embarazo, como la diabetes, la presión arterial alta, el estreñimiento y el dolor de espalda.

Si usted no aumenta suficiente peso cuando está embarazada, el bebé tendrá dificultad para crecer adecuadamente. Infórmele a su profesional de la salud si cree que no está aumentando suficiente peso.

¿Tengo alguna necesidad especial de nutrición ahora que estoy embarazada?
Sí. Recuerde que durante el embarazo su bebé se está desarrollando y tanto usted como su bebé necesitan mayor cantidad de varios nutrientes. Si come el número recomendado de porciones diarias de cada uno de los grupos de alimentos, usted debe obtener la mayoría de los nutrientes que necesita.

Asegúrese de comer alimentos con alto contenido de folato, como el jugo de naranja, las fresas, espinacas, brócoli, frijoles y panes y cereales enriquecidos, o puede obtenerlo en un suplemento de vitaminas y minerales.

Para prevenir los defectos de nacimiento, es necesario que obtenga suficiente folato todos los días antes y durante el embarazo. Los suplementos prenatales contienen ácido fólico (otra forma de folato). Busque suplementos que contengan por lo menos 400 microgramos (0.4 miligramos) de ácido fólico.

Aunque la mayoría de los profesionales de la salud recomiendan que se tome un suplemento prenatal multivitamínico con minerales antes y durante el embarazo y mientras esté dando de lactar, siempre debe consultar con su profesional de la salud antes de tomar cualquier suplemento.

¿Puedo continuar con una dieta vegetariana durante el embarazo?
Sí, puede seguir un plan de alimentación vegetariana durante el embarazo, pero primero consulte con su profesional de la salud.

Para asegurarse de que usted esté obteniendo suficiente cantidad de los nutrientes importantes, incluyendo proteína, hierro, vitamina B12 y vitamina D, su profesional de la salud le puede pedir que haga una cita con un nutricionista certificado, que puede ayudarle a planificar sus comidas así como recomendarle que tome suplementos.

Sugerencias para una alimentación saludable.
Siga las siguientes sugerencias para satisfacer las necesidades de su cuerpo y evitar las molestias comunes del embarazo:

Desayune todos los días. Si tiene náuseas por las mañanas, coma tostadas de trigo o galletas integrales al despertarse, aún antes de levantarse de la cama. Un poco más tarde, tal vez a media mañana, coma el resto del desayuno (fruta, avena, cereal, leche, yogur y otros alimentos).

Coma alimentos con un alto contenido de fibra. Consumir cereales de granos integrales, vegetales, frutas, frijoles, pan y arroz integral, tomar mucha agua y realizar actividad física diaria, le ayudará a evitar el estreñimiento del que padecen muchas mujeres embarazadas.

Mantenga a mano alimentos saludables. Será más fácil que usted obtenga un refrigerio saludable si tiene a mano un cesto lleno de manzanas, bananos, duraznos, naranjas y uvas. Las frutas y los vegetales frescos, congelados y enlatados, así como los frijoles enlatados, constituyen adiciones saludables y rápidas a las comidas.

Si usted sufre de acidez durante el embarazo, coma comidas pequeñas más a menudo, coma despacio, evite las comidas picantes o grasosas (como los chiles o el pollo frito), tome líquidos entre las comidas en vez de con las comidas, y no se acueste inmediatamente después de comer.

Si tiene mucha náusea o vómitos excesivos (“hiperémesis”), consulte con su profesional de la salud. Puede ser que tenga que ajustar la manera de alimentarse, por ejemplo, comiendo comidas más pequeñas más a menudo y bebiendo muchos líquidos. Su profesional de la salud puede ayudarle con la náusea o vómitos, para que usted pueda continuar alimentándose sanamente.

¿Qué comidas debo evitar durante el embarazo?

Las bebidas alcohólicas. En vez de vino, cerveza o un cóctel, disfrute de un vaso de jugo de manzana o de tomate, agua efervescente u otras bebidas sin alcohol.

Los pescados que puedan tener niveles altos de metilmercurio (una sustancia que se puede almacenar en el pescado y hacerle daño al bebé que está esperando).

Los quesos suaves o embutidos. Las carnes rojas empacadas o salchichas embolsadas ya que pueden contener preservantes dañinos para.

Los pescados crudos como el sushi, sashimi o ceviche, y las carnes o aves crudas o poco cocinadas. Estas comidas pueden contener bacterias dañinas. Cocine bien los pescados, carnes y aves antes de comerlos.

Cantidades grandes de bebidas que contengan cafeína. Si usted toma mucho café, té o gaseosas, consulte con su profesional de la salud para ver si usted debe reducir su consumo de cafeína.

Cualquier cosa que no sea un alimento. Algunas mujeres embarazadas tienen deseos de cosas que no son alimentos, como almidón de lavandería o arcilla. Infórmele a su profesional de la salud, si tiene deseos de consumir algo que no sea un alimento.

Pídale a su profesional de la salud una lista completa de las comidas y bebidas que usted debe evitar.

https://www.niddk.nih.gov

Ley de Protección de datos personales

De conformidad con la Ley N° 29733, Ley de Protección de Datos Personales, la información sobre identificación de una persona o los datos que permitan hacerlo identificable proporcionada de forma oral, escrita o electrónica, es considerada como Dato Personal. En tal sentido, al “ACEPTAR LOS TÉRMINOS Y CONDICIONES”, el Usuario da su consentimiento a Vesalio S.A. para utilizarlos en el envío de publicidad e información en general de los productos y/o servicios de CLÍNICA VESALIO mediante cualquier medio y soporte.

El usuario podrá ejercer los derechos de oposición, acceso, rectificación, cancelación de los datos personales escribiendo a [email protected] o presentando una solicitud escrita en el Área de Atención al Cliente ubicado en la Calle Joseph Thompson N° 140 – San Borja – Lima en el horario establecido para la atención al público.